Los números

Por comparación, es verdad, yo no sé nada, quizás los números puedan averiguar más, será que las matemáticas, la física, la química, o eso llamado quantum, revele el saber?

A lo mejor por eso existe el dinero, para darle uso material a las matemáticas y así que puedan existir todos los días, en todas las casas, de todo el planeta.

Donde estaríamos sin números, ahora es como si este fuera el lenguaje universal, ya no hace falta de traducciones.

Ahí está esa jovencita eligiendo en su carrera ciencias puras, sin entender muy bien porque y suspendiendo las tres asignaturas.

Quiero pensar que es mejor seguir el impulso vital de un instante que encendió el corazón juvenil que un camino de gloria, que es mejor intentarlo que lograrlo, que es más la intención que el resultado, que la experiencia sublima el conocimiento y no es el conocimiento lo que sublima la vida.

Ahora quiero que los números me hagan inconstante, que los números me confirmen la inconsciencia, que tremenda elocuencia, tanto infinito aun lado y al otro, pero sólo en dos direcciones, como si fuera verdad, que la suma de 1 + 1 no altera el producto, está demasiado fácil, plano, simple, corto, breve, soso, mi uno yo uno el uno un o ooooo que no es un e, ni un i, ni tampoco un a ni un u. ES UN O, un círculo cerrado, un punto hueco, un agujero que se expande hasta llegar a un límite. Entonces ese 1 es más bien un 0.

Si se supuso que los números iban a explicar y responder acertijos sobre la existencia quizás, y entonces se utilizaron como estados cuantitativos de materias que condujeron a la antimateria.

Ajena al mundo plausible, alejando variables infinitas, acortando la distancia del momo.

Comparte esto: